miércoles, 11 de mayo de 2022

¿Que inversión necesita tu empresa?


Parece una pregunta obvia, pero no lo es. 

El escenario de incertidumbre, vivido en los últimos años, puede habernos mareado respecto a las innovaciones que necesitamos "sí o sí" para nuestra empresa y subestimar las inversiones básicas, que vienen demoradas desde hace tiempo.

Un diagnóstico completo de "todo lo que está pendiente en nuestra empresa y cuánto sale" estoy seguro que resulta necesario. 

Cuando hablo de "todo" es realmente todo: que cada director y gerente de cada unidad de nuestra empresa sea capaz de plantear el escenario de máxima transformación de su área y que recursos supone en incorporación de personas o equipos (o mejoras de sueldo o participaciones variables), compra de maquinaria, hardware y software, contratación de servicios tercerizados, adquisición de licencias, etc. 

El ideal es poder decirle a cada responsable que no se limite por el presupuesto. Que sea capaz de proyectar el óptimo, seleccionando -en cada caso- la mejor calidad.

martes, 11 de mayo de 2021

Aceleración Digital y Transformación empresaria: no te duermas!




El cambio supone para nuestras compañías ser muy realistas y tener hiperconciencia de lo que somos, pero también de lo que podemos ser.

lunes, 18 de enero de 2021

Entrevista a Alejandro Carnevalle, Director de Transformación Empresaria de Oxford.





Oxford- “Está difícil” o “Está dura la calle” suelen ser las opiniones de algunos empresarios. ¿Qué podemos hacer cuándo vemos que las ventas están estancadas o incluso caen, y sentimos que la realidad nos juega totalmente en contra? 

Carnevalle- De hecho empresas con características similares en un mismo mercado logran resultados diferentes, quizás un ejemplo sencillo ha sido en pandemia, mientras un restaurante cerró, el otro se convertía en carnicería y verdulería.

Por supuesto que la realidad del país influye, el precio del dólar, las condiciones generales, pero vemos que otras empresas del mismo rubro en el mismo contexto están haciendo cosas, y les está yendo mejor. 

A veces estamos dando vueltas sobre lo mismo, sin hacer algo nuevo. La pregunta es: ¿Cómo rompo lo que sigo haciendo en forma reiterada? ¿Cómo hago una ruptura? ¿Por dónde empezar? ¿Cómo podemos darnos cuenta qué hacer?

jueves, 3 de diciembre de 2020

En esta Pandemia... ¿Sacarás a bailar a tu cliente?



La pandemia ha hecho “sonar una nueva música”, hay un nuevo ritmo. Y si no aprendemos a movernos, no podremos conectar con nuestro cliente, y decirle al oído cuánto estamos pensando en él.
Una empresa se propone por estos días difíciles de Pandemia y Cuarentena: “quiero conquistar más clientes”. Perfecto! La cuestión es si se ha detenido a pensar en ellos.

viernes, 6 de noviembre de 2020

Este es el momento de la Resiliencia Empresarial
















Basándonos en la interesante nota de la consultora Mc Kinsey* sobre cómo volver a la nueva normalidad, tomamos un concepto que ilustra perfectamente el nuevo desafío de las empresas: no se trata solo de “aguantar hasta que pase”, con algún plan que revise cómo volver a alguna versión del pasado un poco aggiornada. No se trata de ver a qué distancia estarán los empleados, qué medidas de higiene se tomarán, cómo se organizará la empresa ante las nuevas necesidades. El mejor plan posible hoy en día es simplemente prepararse para moverse en la INCERTIDUMBRE. El mejor modelo mental es pensar en desarrollar una capacidad de toda la empresa para absorber la incertidumbre e incorporar lecciones en el modelo operativo rápidamente. 

Podemos llamar a esta capacidad como “Resiliencia empresarial”.  La resiliencia en el ámbito de la psicología se entiende como la capacidad que posee la persona para hacer frente a sus propios problemas, superar los obstáculos y no ceder a la presión, independientemente de la situación. La teoría dice que la resiliencia es la capacidad del individuo de ser asertivo y tomar una decisión cuando se tiene la oportunidad de tomar una actitud correcta, a pesar de tener miedo de lo que eso puede causar.

Si llevamos estos conceptos al ámbito empresarial, podemos pensar que la realidad de la Pandemia y todas sus consecuencias es claramente una situación traumática, pero es tiempo de ser asertivos y tomar decisiones que nos permitan hacerle frente. No sabemos qué pasará en el corto o largo plazo, pero sí podemos descubrir cuáles son nuestras fortalezas y debilidades como empresa, y dónde está nuestra “capacidad resiliente”.