viernes, 6 de noviembre de 2020

Este es el momento de la Resiliencia Empresarial
















Basándonos en la interesante nota de la consultora Mc Kinsey* sobre cómo volver a la nueva normalidad, tomamos un concepto que ilustra perfectamente el nuevo desafío de las empresas: no se trata solo de “aguantar hasta que pase”, con algún plan que revise cómo volver a alguna versión del pasado un poco aggiornada. No se trata de ver a qué distancia estarán los empleados, qué medidas de higiene se tomarán, cómo se organizará la empresa ante las nuevas necesidades. El mejor plan posible hoy en día es simplemente prepararse para moverse en la INCERTIDUMBRE. El mejor modelo mental es pensar en desarrollar una capacidad de toda la empresa para absorber la incertidumbre e incorporar lecciones en el modelo operativo rápidamente. 

Podemos llamar a esta capacidad como “Resiliencia empresarial”.  La resiliencia en el ámbito de la psicología se entiende como la capacidad que posee la persona para hacer frente a sus propios problemas, superar los obstáculos y no ceder a la presión, independientemente de la situación. La teoría dice que la resiliencia es la capacidad del individuo de ser asertivo y tomar una decisión cuando se tiene la oportunidad de tomar una actitud correcta, a pesar de tener miedo de lo que eso puede causar.

Si llevamos estos conceptos al ámbito empresarial, podemos pensar que la realidad de la Pandemia y todas sus consecuencias es claramente una situación traumática, pero es tiempo de ser asertivos y tomar decisiones que nos permitan hacerle frente. No sabemos qué pasará en el corto o largo plazo, pero sí podemos descubrir cuáles son nuestras fortalezas y debilidades como empresa, y dónde está nuestra “capacidad resiliente”.