viernes, 9 de septiembre de 2016

Si tu comunicación no tiene un "por qué", no sirve




Simon Sinek se ha vuelto famoso a nivel mundial por su conferencia sobre "El círculo de oro" que tiene millones de visitas en Internet.

Su consejo es muy sencillo: todos en general tienden a priorizar en la comunicación el qué hacen e incluso el cómo lo hacen. Pero muy pocos -y curiosamente esos pocos son los que triunfan- ponen foco en comunicar el "por qué" lo hacen para luego desde allí desplegar todo su plan y su estrategia.

Esto que parece muy sencillo de decir es muy difícil de llevarlo a la práctica, sobre todo cuando los presupuestos son ajustados y hay mucho por contar. Hay que tener una gran disciplina profesional para no caer -a causa de las presiones de los distintos personajes involucrados en el proceso- en una comunicación que tiende a volverse insignificante.

Tal vez lo más importante sea siempre tener presente que, detrás de un proceso de comunicación, hay seres humanos, escuchando mucho más con su corazón (o con el lado del cerebro que no razona sino que intuye) que con su razón.

Me gustaría mostrarles cinco casos recientes de empresas muy distintas que aceptaron el consejo de hacer foco en el concepto que los inspira.

Comencemos por Grupo Meditel, un grupo empresario que advirtió que detrás de su negocio principal que es la venta de celulares, lo que realmente los moviliza es la unión que esas herramientas de comunicación pueden producir en las personas. "Hay mucho que nos une" es su concepto inspirador.



El segundo ejemplo es Banco Roela, quienes -luego de una investigación profunda que nos encargaron- advirtieron que el gran valor del banco es que conoce a sus clientes "por el nombre y el apellido" y la relación personal que se produce entre ellos y sus empleados. Así surgió el concepto: "El banco que hacemos juntos" que generó este simpático video presentado en un evento de sus 60 años.



Fijensé en este link cómo el concepto cruzó hasta la misma celebración de los 60 años, impactando positivamente a todos sus recursos humanos:

Un tercer ejemplo es Laboratorio Linfar que logra mostrar con este video que no está enfocado en los productos que vende sino en la vida misma.




El cuarto ejemplo es el concepto que desplegamos con Grupo Edisur: "hagamos que la realidad inspire":



Este concepto, le permite a la desarrolista de Córdoba, invitar por ejemplo a visitar una web como ésta en donde ya puede explicitar su qué y su cómo, pero desde otra percepción.

El último ejemplo es el del Instituto Zunino que en lugar de reducirse a contar los equipos de última generación que posee y los profesionales extraordinarios que trabajan allí, nos permite desplegar un concepto esperanzador:





La comunicación de tu empresa y de tu marca ¿deja en claro sus por qué?

Ver artículos vinculados

No hay comentarios:

Publicar un comentario