martes, 22 de agosto de 2017

Campañas políticas: un caso para analizar

En las últimas elecciones, asistimos a 6 listas de candidatos, en distintas provincias. 

Fue una nueva experiencia para Grupo Oxford, enriquecedora y frenética, para un equipo que lleva muchos años ya en estos trotes ¡y nos gusta mucho el desafío! (yo en particular, como saben, me encantan los temas políticos) 

Rescato una campaña en particular -la de María Eugenia Schmuck de Rosario y su compañero de lista Fabián Palo Oliver de Santo Tomé- porque ambos referentes santafesinos confiaron en nosotros y trabajamos -junto a ellos- un mensaje y una comunicación simple pero profunda, que llegaba al corazón, pero no utilizando "lugares comunes", sino con proposiciones muy de fondo que trasuntaban lo que ellos creían verdaderamente.

La campaña comenzó con dos imágenes que marcaban el eje de la campaña




Junto con estas gráficas que impactaron en redes y en Vía Pública surgieron los primeros spots:



Con este primer marco de campaña, trabajamos durante dos semanas sobre el despliegue de sus "por qué" con una serie de posteos formales que eran acompañados por una manera particular de reflejar la "agenda" diaria de estos candidatos en las redes y ciertas reflexiones muy personales por parte de ellos.





 

Este eje conceptual, tan fuerte, esto de explicar a la gente los "porqué", les sirvió a todos para encolumnar las acciones de prensa, los eventos de campaña, la construcción de una "agenda significativa" (que las visitas de los candidatos tengan relevancia y signifiquen algo para el resto de la gente que los sigue) y sobre todo el discurso y las propuestas.

En la semana final, concentramos la campaña en un punto, develando el porqué: "el porqué sos vos". Y detrás de este concepto fuimos a fondo con los dos problemas principales que sufre la gente de Santa Fe (y de Argentina!)









¿Cuál es la gran cualidad de este tipo de campañas a mi modo de ver? Las últimas tendencias del marketing político indican la necesidad de acercarse a la gente, sus sentimientos en forma franca y llana. Tal vez los que más han utilizado estas estrategias ha sido la gente del PRO. Pero a mi modo de ver con campañas demasiado vacías de contenidos (globitos amarillos y timbreo, pero sin mayor contenido!... aunque mal nos les ha ido.)

Esta campaña tiene la cualidad de mostrar a estos candidatos muy cerca del "sentir" de los santafecinos, de sus esperanzas y también de sus miedos, pero sin que esa cercanía se vuelva en exceso vacía de contenidos sino todo lo contrario: expresando en forma directa (mirando a los ojos!) sus convicciones, sus razones de estar allí y de seguir luchando. 

Son campañas que, al finalizar, le dejan a los candidatos, un capital político extra que excede lo estrictamente electoral. Los deja en mejor posición que cuando comienzan y no al revés: desgastados por las chicanas, las peleas y la coyuntura.

Me parece que las próximas campañas tendrán que ir por estos andariveles.  

Otros contenidos similares:


2 comentarios:

  1. Es muy bueno el eje de campaña y llegar al cierre con "el porqué - sos vos" que se entiende como "somos nosotros".
    De igual modo, a las campañas les falta una vuelta, salir de la postura declarativa que transmiten los spot o gráficas, para pasar a un discurso realista que (de)muestre viabilidad de una promesa. Es fácil identificar las problemáticas y mostrarnos como uno más que sufre o que es vulnerado... es difícil que el votante objetivamente interprete que el candidato sabe como solucionar el problema y que tendrá las capacidades y destrezas para lograrlo.
    Planteo esto desde la postura de entender que el votante es un "ser" que piensa y analiza. Ojalá vayamos, con el tiempo, a tener ese votante...

    Abrazo grande.
    David Sferco.

    ResponderEliminar